Bukowski, tres poemas

Como complemento a los consejos de Bukowski sobre el arte de escribir, a continuación comparto los tres poemas en que se basan, Así que quieres ser escritor, Cómo ser un gran escritor y Tira el dado, de su mejor libro, El amor es un perro del infierno. Las frases de los poemas como es habitual en el autor están regadas de alcohol, pero también ofrecen buenos consejos de escritura y son una buena fuente de inspiración.

CÓMO SER UN GRAN ESCRITOR

 Tienes que follar a un montón de mujeres,
 mujeres hermosas
 y escribir un puñado de poemas de amor decentes.
 Y no te preocupes por la edad
 o recién llegados talentos,
 simplemente bebe más cerveza
 más y más cerveza
 y vete al hipódromo por lo menos una vez a la semana
 y gana
 a ser posible
 aprender a ganar es duro,
 cualquier patán puede ser un buen perdedor
 y no te olvides de Brahms
 ni de tu Bach ni de tu cerveza.
 No te sobreesfuerces
 duerme hasta mediodía.
 Evita las tarjetas de crédito
 o pagar por nada puntualmente
 recuerda que en este mundo ningún culo
 vale más de 50$
 (en 1977).
 Y si tienes la capacidad de amar
 ámate a ti primero
 pero sé siempre consciente de la posibilidad
 de una derrota total
 tanto si la razón de esa derrota
 parece justa o no.
 Un temprano encuentro con la muerte no es necesariamente
 algo malo.
 Aléjate de las iglesias y bares y museos,
 y como la araña sé paciente.
 El tiempo es la cruz de todo el mundo,
 además del
 exilio
 derrota
 traición
 toda esa bazofia.
 Bebe cerveza
 la cerveza es sangre incesante
 una amante incesante.
 Consigue una máquina de escribir grande
 y mientras los pasos van y vienen fuera de tu ventana
 golpea esa cosa
 golpéala fuerte
 haz de la escritura una pelea de pesos pesados
 haz como el toro cuando embiste por primera vez
 y recuerda a los perros viejos
 que lucharon tan bien:
Hemingway, Celine, Dostoevsky, Hamsun.
 Si crees que ellos no se volvieron locos
 en minúsculas habitaciones
 igual que tú estás haciendo ahora
 sin mujeres
 sin comida
 sin esperanza
 entonces no estás listo.
 Bebe más cerveza,
 hay tiempo
 y si no
 está bien
 también. 

ASÍ QUE QUIERES SER ESCRITOR

 Si no sale violentamente de ti,
 a pesar de todo,
 no lo hagas.
 A menos que te salga instintivamente del
 corazón y la mente y la boca
 y las entrañas,
 no lo hagas.
 Si tienes que sentarte durante horas
 mirando a la pantalla del ordenador
 o inclinarte sobre
 la máquina de escribir
 buscando palabras,
 no lo hagas.
 Si lo haces por dinero o
 fama,
 no lo hagas.
 Si lo haces porque quieres
 mujeres en tu cama,
 no lo hagas.
 Si tienes que sentarte ahí y
 reescribirlo una y otra vez,
 no lo hagas.
 Si te cuesta esfuerzo sólo pensar en hacerlo,
 no lo hagas.
 Si intentas escribir como otro,
 olvídate de ello.
 Si tienes que esperar a que salga de ti como un rugido,
 entonces espera pacientemente.
 Si nunca sale de ti como un rugido,
 haz otra cosa.
 Si primero tienes que leerlo a tu mujer
 o a tu novia o a tu novio
 o a tus padres o a cualquiera,
 no estás listo.
 No seas como tantos escritores,
 no seas como esas miles de personas
 que se llaman a sí mismos escritores,
 no seas romo y aburrido
 y pretencioso, no te consumas en el narcisismo.
 Las bibliotecas del mundo
 han bostezado para domirse
 sobre los de tu clase.
 No te sumes a eso.
 No lo hagas.
 A menos que salga de tu alma
 como un cohete,
 a menos que estar callado
 te lleve a la locura
 o al suicido o a matar,
 no lo hagas.
 A menos que el sol interior
 te queme las entrañas,
 no lo hagas.
 Cuando llegue la hora,
 y si has sido elegido,
 lo harás por ti solo
 y seguirás haciéndolo hasta que mueras
 o la escritura muera en ti.
 No hay otra forma
 y nunca la hubo. 

TIRA EL DADO

 Si lo vas a intentar, vete hasta el final.
 De lo contrario, ni siquiera empieces.
 Esto puede significar perder novias, mujeres, parientes y quizás tu mente.
 Puede significar no comer durante tres o cuatro días.
 Puede significar helarse en el banco de un parque.
 Puede significar cárcel.
 Puede significar humillación.
 Puede significar burlas, soledad.
 La soledad es un regalo.
 Todo lo demás son pruebas de tu resistencia, de cuánto lo quieres realmente.
 Y lo harás, a pesar del rechazo y tener todo en contra.
 Y será mejor que nada que puedas imaginar.
 Si lo vas a intentar, vete hasta el final.
 No hay otro sentimiento como ese.
 Estarás solo con los dioses, y las noches arderán en llamas.
 Vivirás la vida derecho a la carcajada perfecta.
 Es la única lucha que merece la pena.
 
 
 
 

Publicado por Miguel A. Álvarez

Miguel A. Álvarez, escritor, traductor y redactor. Su primera novela, Vida de perros, ganó el I premio Corcel Negro de Literatura. Su cuento Verano del 88 ha sido distinguido con la mención de honor en el 66º Premio Internacional a la Palabra 2019. Su cuento Balbodán ha sido finalista del XIX Concurso Cuento sobre Ruedas 2019. Escribe en las revistas Quimera y Descubrir la Historia y colabora con los magazines Letralia, Revista de Historia y Maldita Cultura.

Un comentario en “Bukowski, tres poemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: