10 mejores libros sobre virus

Desde que se corrió la voz de que un libro había previsto la pandemia que estos días asola el mundo, la gente no para de preguntarse ¿cuál es el libro del coronavirus? Sea o no cierto que el libro de Dean Kootz predijo el estallido de la enfermedad, es indudable que vamos a pasar mucho tiempo en casa, eso significa mucho tiempo libre, tiempo libre es tiempo libro, así que a continuación sugiero una serie de lecturas que si no curan el coronavirus, al menos curan el aburrimiento.

  1. La peste de Albert Camus.

En las calles de Orán, Argelia, empiezan a aparecer ratas muertas a plena luz del día, poco después empiezan a enfermar las personas. Los síntomas: fiebre alta, tos con sangre, náuseas, pústulas. El diagnóstico: peste, una enfermedad que se consideraba erradicada. Las autoridades decretan cuarentena y cierran las puertas de la ciudad y la aterrorizada población se encierra en sus casas. El tiempo corre, algunos se resignan a la muerte o otros intentarán escapar a ella por todos los medios y el doctor Rieux se enfrentará a la maldición que asola su comunidad con las armas de la medicina, pero también con el valor y el coraje de los héroes anónimos.

Hablando de pandemias, en La peste Albert Camus aborda el pánico, caos e histeria que una enfermedad contagiosa puede causar en una ciudad. La peste, probablemente la enfermedad más mortífera a la que se ha enfrentado la humanidad desde la noche de los tiempos. La peste, probablemente la novela más interesante escrita en francés en el siglo XX.

2. Las leyes del contagio de Adam Kucharski.

Adam Kucharski es un epidemiólogo que en su libro de reciente aparición, Las leyes del contagio, nos explica por qué las cosas se extienden y por qué dejan de hacerlo. Escrito con rigor y precisión, sin renunciar a cierta dosis de ingenio, el autor traslada sus vastos conocimientos médicos a la vida cotidiana y, con armado con hechos nos explica, que las fake news, los tweets, los vídeos de Youtube, los rumores políticos siguen los mismos patrones de difusión que los estallidos víricos. No por casualidad se dice que algo se hizo viral. Una guía no sólo para ampliar nuestros conocimientos científicos, sino también para comprender los mecanismos de difusión en el mundo moderno.

Contagio una película con inquietantes similitudes con lo que el mundo vive hoy en día, el desafío de parar una enfermedad vírica en una sociedad globalizada.

3. Némesis de Phillip Roth.

Última novela de Phillip Roth, Némesis, escrita en 2010, 8 años antes de su muerte y de que la enfermedad lo apartara definitivamente de la literatura, rara vez se cita entre las obras maestras de Roth, eterno candidato al Nobel, pero humildemente considero que está entre sus mejores libros, y lo dice alguien que los ha leído casi todos. Escrita con sencillez y precisión, Némesis engancha desde la primera página y supera en ritmo e intensidad algunas de las obras más aclamada del autor.

En Némesis están presentes los dos elementos característicos de la obra rothiana: Nueva York -concretamente el barrio de Newark, en New Jersey- y la comunidad judía. Las novedades que presenta esta novela son: En primer plano el calor, sofocante, ecuatorial, de Newark en verano y la II Guerra Mundial como telón de fondo. En estas condiciones en la ciudad estalla una epidemia de polio, sus victimas preferidas: los niños. El protagonista de la novela es Bucky Cantor, un huérfano que se ha criado con sus abuelos, frustrado porque no puede luchar contra los nazis a causa de su miopia, cuando la polio siembra el pánico en la ciudad tendrá que buscar en su interior el coraje necesario para enfrentarse a un tipo de guerra muy distinta. ¿Lo encontrará?

Una novela maravillosa, si no os fiáis de mí, las palabras del maestro J. M. Coetzee deberían despejar cualquier duda: «Perfectamente construida y con un audaz giro final.»

50 años separan a Bucky Cantor de Tony Soprano, uno luchaba contra la polio, el otro contra la ley, las calles de Nueva Jersey no son las mismas, pero cualquier excusa es buena para volver a escuchar el tema de Alabama 3 que abre cada capítulo de la serie

4. Ensayo sobre la ceguera de José Saramago.

No todas las epidemias se refieren al coronavirus, ébola, zika,… La literatura, con su increíble potencial para fabular, puede producir epidemias que no aparecen registradas en ningún manual médico, acaso las más terribles de todas, las que despiertan nuestros miedos más ancestrales. En Ensayo sobre la ceguera la gente sufre una extraña enfermedad: se queda ciega. El primer caso se produce cuando un hombre está parado frente a un semáforo, a partir de ahí esta extraña ceguera blanca se extenderá como el fuego por toda la sociedad.

Es muy posible que la ceguera de la que nos habla Saramago no sea una ceguera real, sino metafórica, pero en esta recomendable novela, se describen perfectamente las pasiones que surgen en una sociedad atenazada entre el miedo y el deseo de sobrevivir. Escrita en 1955, tres años antes de ser galardonado con el Nobel, fue un éxito de crítica y público que sin duda pesó en la decisión de la Academia Sueca.

Se dice que sobre gustos no hay nada escrito, pero Ensayo sobre la ceguera, tiene ese algo que nadie sabe lo que es, pero que a todo el mundo engancha.

5. Robert Koch y Louis Pasteur, duelo de gigantes de Maxime Schwartz.

Las cuarentenas suelen ser largas y tediosas, no siempre uno quiere novelas, aunque yo podría vivir sólo de ellas, a veces el cuerpo pide una dieta más rigurosa y Robert Koch y Louis Pasteur, duelo de gigantes es el libro adecuado para todos aquellos que quieran saber un poco más sobre la virología, disciplina que en tiempo de pandemias está en boca de todos. Mitad ensayo, mitad biografía, sobre estos dos gigantes de la ciencia, uno francés, otro alemán, ambos padres de la microbiología moderna, cuya labor científica ha salvado la vida a cientos de personas. Koch y Pasteur, dos genios que en vida fueron grandes rivales, una rivalidad acentuada por las tensiones políticas entre Alemania y Francia a finales del siglo XIX. Una lectura sobre la relación entre ciencia y política, competencia y progreso.

6. Zona caliente de Richard Preston.

Zona Caliente, reportaje periodístico sobre el brote del ébola a finales del siglo XX, engancha y se lee como una novela, además tiene el mérito de haber dado a conocer al gran público una de las enfermedades más mortales a las que se ha enfrentado el hombre, con un ratio de mortalidad mil veces más alto que el virus del SIDA. En este sentido, hay que reconocer que ojalá no hubiera que escribir jamás libros como estos, pero eso es harina de otro costal que no quita mérito a la obra.

Zona caliente: área del laboratorio denominada así por los científicos que investigan los virus más letales como el ébola. Sellada herméticamente, sus accesos están rigurosamente controlados y los operarios visten trajes especiales sometidos a duchas de desinfección antes de abandonar el recinto. Parte de los hechos narrados en este libro transcurren en una «zona caliente». ¿Alguien se atreve a entrar?

7. El cero y el infinito de Arthur Koestler.

El séptimo lugar de esta lista lo vuelve a ocupar una novela. En cualquier caso, en esta novela no hay virus, enfermedades ni pandemias, a no ser que se pueda considerar pandemia a los totalitarismos, y no faltarían razones para hacerlo, y es que a veces cuando se está en cuarentena total, asediado por noticias que hablan de infecciones, lo único que quiere es escapar de la realidad.

Nicolás Rubachof es encarcelado por traición al partido comunista. En la cárcel es sometido a una de las torturas más crueles posibles: el aislamiento. Encerrado entre las cuatro paredes de su celda, Nicolás intenta por cualquier medio comunicarse con el resto de presos. En última instancia, más que un estudio político, El cero y el infinito es una reflexión sobre la necesidad de comunicación del género humano, algo que seguro ha experimentado cualquiera que haya pasado por una cuarentena.

Arthur Koestler vivió nuestra época con una intensidad similar a la de un Malreux o un Hemingway y testimonió sobre las grandes opciones éticas y políticas con la lucidez y el desgarramiento de un Orwell o un Camus, palabra de Mario Vargas Llosa.

8. Epidemia de Robin Cook.

En este blog tiene cabida cualquier cosa que esté en blanco sobre negro, hasta la literatura más comercial, ya lo dijo Cervantes en El Quijote: no hay libro tan malo que no tenga algo bueno en sus páginas, aunque si el bueno de Cervantes levantara hoy la cabeza… En fin, volvamos a la lista de novelas para leer en tiempo de crisis.

Hoy el coronavirus está poniendo el mundo patas arriba, hasta hace unas pocas semanas nadie había oído hablar de él, pero hace 25 años fue el turno del ébola y, como pasa ahora, antes de su aparición nadie había oído hablar de él. El ébola surgió en África, en una época en el que la palabra globalización no estaba diariamente en boca de todos, así que era difícil que se propagara con la rapidez con que el virus de Wuhan lo está haciendo. Sin embargo, un mono infectado viaja en barco de África a Estados Unidos y poco después el país más poderoso del mundo está amenazado por la más diminuta de las criaturas, un ser microscópico.

Epidemia de Robin Cook narra los esfuerzos de la doctora Blumenthal (valle de flores en alemán, dicho sea de paso) por detener la propagación del virus y encontrar una vacuna, un relato sencillo aliñado de teorías conspiranoicas.

Estallido, un reparto de lujo para una película de sobremesa sobre un estallido de ébola tiene inquietantes similitudes con el libro de Robin Cook, aunque no está basado en él.

9. La peste negra, 1346-1353: La historia completa de Ole J. Benedictow.

Nada arroja más luces sobre el presente y ayuda a afrontar el futuro que mirar al pasado, así que aquí va un poco de historia. Si bien el trabajo de Ole J. Benedictow, no es la historia completa de la peste, una enfermedad de la que ya decía Procopio muchos siglos antes que había matado a 10.000 personas en Constantinopla en un sólo día, sino que se centra en los estragos causados en Europa durante la Edad Media.

En sus 500 páginas el autor se centra en la naturaleza de la enfermedad, su origen y las circunstancias socio-económicas que propiciaron su rápido contagio a través de Europa, Asia Menor, Oriente medio y África del norte. Con un ratio de mortalidad que la sitúa como la enfermedad más mortífera de la historia, La peste negra es la lectura adecuada para quien quiera saber cómo un insignificante microorganismo puede cambiar el curso de la historia.

10. Los ojos de la oscuridad de Dean Kootz.

Los ojos de la oscuridad, el título que no deja lugar a las dudas, estamos ante una novela de terror al más puro estilo Stephen King, más que ante una novela al estilo La peste de Camus.

Publicada en los años 80, supuestamente, la novela de Dean Kootz predijo el actual estallido de coranavirus. La realidad es que nadie, fuera de unos pocos científicos, había escuchado la palabra coronavirus hasta hace pocos días y como se puede esperar, tampoco aparece como tal en la novela; la realidad es también que pocos, fuera de algunos geógrafos, sabrían ubicar la ciudad de Wuhan en un mapa hasta hace pocos días. Ignorada durante cuarenta años y hoy en boca de todos porque en su trama, en el mejor estilo conspiranoico, se dice que el Partido Comunista Chino crea un mortífero virus en sus laboratorios militares situados en Wuhan. Irónicamente hoy las autoridades del Partido Comunista acusan a los Estados Unidos de haber llevado allí el virus.

Párrafo de Los ojos de la oscuridad en el que se hace mención a un virus originado en Wuhan.

Ojalá el coranavirus no fuera más que el sueño de un novelista.

En los libros arriba citados hay muchos ejemplos de valor ante el peligro y solidaridad ante la adversidad, así que esta entrada está dedicada con la mayor admiración a todos esos héroes anónimos que luchan sin descanso en los hospitales, al volante de un camión, detrás de la caja de un supermercados, en definitiva, a todos los que cumplen con su labor social, por insignificante que sea, y ponen en peligro su vida por nosotros. Va por ellos:

Resistiré, del Dúo dinámico, banda sonora de un país en lucha contra la enfermedad.

Publicado por Miguel A. Álvarez

Miguel A. Álvarez, escritor, traductor y redactor. Su primera novela, Vida de perros, ganó el I premio Corcel Negro de Literatura. Su cuento Verano del 88 ha sido distinguido con la mención de honor en el 66º Premio Internacional a la Palabra 2019. Su cuento Balbodán ha sido finalista del XIX Concurso Cuento sobre Ruedas 2019. Escribe en las revistas Quimera y Descubrir la Historia y colabora con los magazines Letralia, Revista de Historia y Maldita Cultura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: